miércoles, 30 de abril de 2014

DE REUNIÓN EN SIERRA NEVADA

Cumbre del Veleta 3398msnm.
La gente en Bañador.
Hola a todos, este fin de semana he estado por tierras granadinas para empezar a ajustar cositas de la expedición pero no todo iba a ser reuniones y papeles, así que me puse a hacer lo que mas se hace en sierra nevada, esquiar, el sábado me subí al Veleta (3398msnm), dos veces, la primera desde la Hoya de la mora y la segunda me baje a Borreguiles para subir otra vez, en todo este camino me encontré a dos madrileños con los que compartí la primera subida y así conseguí con ellos mi primera cumbre en esta magnifica sierra, tras despedirme de ellos me dispuse a bajar, según voy llegando a Borreguiles me siento extraño hay algo en el ambiente que me hace sentir que no encajo allí, y me doy cuenta, todo el mundo va en bañador, y yo no, este día se esta intentando batir un récord, del mayor descenso en bañador, creo que lo consiguieron, también creo que batieron el récord de mayo numero de asistencias medicas por abrasión, tras ponerme las focas reemprendo otra vez la subida y poco a poco llego otra vez a la cumbre del Veleta, desde donde ya me bajo al coche, hoy han caído 1700m de desnivel acumulado, que no esta nada mal.
El equipo con el Veleta al fondo.
Virajes varios en el descenso.

Al día siguiente he quedado con Fernando y unos amigos para hacer una travesía muy chula, lo primero que nos toca es organizar la logística coches en un lado material en otro, en fin todo eso, ya por fin a las 9 de la mañana empezamos, nos colocamos la tablas y salimos desde la Hoya de la Mora, nos dirigimos al Guarnon para ello rodeamos el Veleta, descendemos un poco y coronamos un pico que no recuerdo como se llama, se que es un tresmil, pero bueno allí ya quitamos las focas definitivamente y empezamos el descenso, yo un poco acojonado ya que mi nivel de esquí esta muy por debajo de la media del grupo, pero bueno quien dijo miedo habiendo hospitales y guardias civiles, la nieve en su punto lo que mas me gusto de la bajada es que no me caí ni una sola vez, pero eso sin amagos de caídas alguno tuve pero los defendí. De repente la nieve se termina, ahora se por que Fernando me ha dicho que llevara zapatillas, toca ponerse los esquís en la mochila y empezar el descenso primero por la vera Loca para continuar por la Senda de la Estrella, al llegar a esta ultima no encontramos con una conocida, Lina Quesada, a la que conocí en el Cervino, tras el encuentro seguimos con el descenso, andando, para llegar a los coche, mas de 9 horas nos ha costado la travesía pero ha merecido la pena totalmente, solo puedo dar las gracias a Fernando y al resto de la tropa por llévame a esos lugares tan magícos de la sierra. 





La tropa al completo después del descenso.