sábado, 30 de agosto de 2014

COMIENZA LA APROXIMACIÓN.

De compras por Kathmandu
Hola a todos, como ya habréis podido ver por las redes sociales, desde que salimos el jueves de España, nuestra actividad no ha parado, entre los dos vuelos en avión que suman aproximadamente 14000 km, la organización de todo el material personal, aproximadamente 500 kg, realizar todas las compras y como no el amplio espectro de gestiones administrativas que hay que realizar para subirse a un pico de esta índole.
La sensaciones del equipo son buenas, todos sin excepción están muy fuertes, muy motivados y con muchas ganas de calzarse los crampones, pero de momento nos espera un día de coche de entre 8 y 10 horas para recorrer 300 km y después 6 días de caminata para llegar al campo base. todo este recorrido acompañado de todo el material que creemos se aproximara a las tres toneladas, kilo arriba kilo abajo.
Antonio preparando uno de los bidones.
La estancia en Kathmandu podría decir que ha sido espectacular, pero os mentiría, de momento no he visto un solo templo, no he visto ningún sitio emblemático de la ciudad, a excepción de Tamel, que es el barrio turístico, a mi me recuerda mucho a Marrakech, el ambiente, el bullicio y la actividad frenética de coches, motos, bicis y demás elementos motorizados o no, no se, a mi me ha decepcionado un poco me esperaba otra cosa, pero creo que puede ser por el estrés que tenemos estos dos días, creo que a la vuelta lo disfrutare mas, ya veremos. Ahora toca empezar a centrarse, a meditar uno con sigo mismo, a relajarse para poder trabajar de la mejor forma en la montaña, que este años, se encuentra muy masificada, estaremos entorno a 120 alpinista y 40 sherpar de altura, esto tienes cosas buenas y malas, la buenas están claras, la instalación de las cuerdas estará solucionado, la huella estará mas que abierta, es decir lo que es el trabajo de montaña se reduce y aumentan las posibilidades de cumbre, y las malas, que estaremos limitados de espacio en los campos altos, la posibilidad de problemas aumenta y sobre todo el estilo que seguimos en el Gasherbrum II o en el Aconcagua en mi caso, no lo podremos seguir, ya que nos tendremos que adaptar a  lo que nos encontremos, pero esto ahora ya no nos preocupa, ahora toca el ultimo esfuerzo de organización y después a disfrutar del trekking.


Parte de los bultos.

Ya no se cuando podre volver a publicar mas, por lo que os pido paciencia, pero os prometo que en cuanto tenga conexión a Internet, a un precio razonable, sabréis de mi.